Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu
La propiedad industrial: factor indispensable para el desarrollo económico

La propiedad industrial: factor indispensable para el desarrollo económico

12/13/2017

La propiedad industrial es un mecanismo que promueve el respeto entre los ciudadanos y un factor indispensable para el desarrollo económico, industrial, tecnológico e intelectual de los países que, además, contribuye a fortalecer la competitividad, fomentar las inversiones y generar empleos. En nuestro país, la Secretaría de Economía a través del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) tiene la autoridad legal para administrar el sistema de propiedad industrial a nivel nacional.

El desarrollo tecnológico, la transferencia de tecnología y el uso de figuras de propiedad industrial como marcas, patentes, modelos de utilidad, denominaciones de origen así como su adecuada protección generan ventajas competitivas y comparativas para las empresas, propiciando un ambiente de certidumbre y estado de derecho. En México, la protección de la propiedad intelectual ha tenido un crecimiento considerable, pues el gobierno se ha preocupado porque los inventores, comerciantes y creadores protejan sus derechos.

En este sentido, las figuras jurídicas que protege el IMPI son: patente, que es el producto o proceso que demuestra ser nuevo a nivel internacional; modelo de utilidad, que son aquellas modificaciones a inventos, herramientas y maquinaria ya existentes para mejorar su desempeño y diseños industriales como son el modelo industrial, marca, aviso comercial, nombre comercial y denominación de origen. Cabe decir que la denominación de origen es una expresión de autenticidad ligada a la tradición de los pueblos que aprovechan las condiciones geográficas y los recursos naturales para generar un producto único. Es un signo distintivo con el cual se reconoce la calidad de dicho producto en base a los factores naturales: el clima, el suelo, los minerales, el agua y el factor humano que conoce la forma de elaboración. Por ejemplo el tequila: cómo se jima, cómo se destila y cómo es el proceso de añejamiento.

Bajo este contexto, el IMPI distingue la calidad, tradición y prestigio de 10 productos que orgullosamente gozan de la denominación de origen: ámbar de Chiapas, arroz del Estado de Morelos, Bacanora, cacao de Grijalva, café de Chiapas, Veracruz y Charanda, chile habanero de la Península de Yucatán, mango ataúlfo de Soconusco Chiapas y sotol.

La propiedad intelectual cobra especial relevancia en el desarrollo futuro de la economía mundial al proteger y difundir los conocimientos y las tecnologías, promoviendo la innovación y creatividad de las naciones. Cabe mencionar que la propiedad industrial tiene por finalidad impedir cualquier utilización no autorizada; por ello, el IMPI se rige bajo tres características de los derechos de la propiedad industrial: exclusividad, donde el titular es el único autorizado para explotar comercialmente lo que ha protegido; territorialidad, derechos otorgados dentro del territorio nacional y dependientes a los otorgados en otros países y temporalidad, el tiempo estipulado durante el cual se puede explotar comercialmente lo protegido.

Cabe destacar que el tema de la propiedad intelectual ha sido identificado como una de las tareas clave para mejorar la competitividad, fomentar la innovación y complementar el esfuerzo de una nación. Ante la necesidad de promover la innovación y reforzar los sistemas nacionales en materia de propiedad industrial para desarrollar acciones concretas de auxilio en pro de garantizar la correcta administración, protección y uso de los derechos de propiedad industrial se han desarrollado acciones encaminadas a la especialización técnica en materia de recursos humanos en las áreas del sector de la propiedad industrial; se han implementado talleres de campo de propiedad industrial enfocados a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y se ha desarrollado el intercambio de experiencias en el uso de sistemas de clasificación internacional en el campo de la propiedad industrial.

Además, el IMPI contribuye a que el sistema educativo, la investigación, la actividad empresarial y la creatividad de la población se integre en la cadena de valor, aportando a la sociedad los beneficios derivados de la innovación, las buenas prácticas, el uso de signos distintivos, la mejora continua y la actividad inventiva de la comunidad científica e industrial mexicana. En este sentido, la Ley para el Fomento y Protección de la Propiedad Industrial fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de junio de 1991.

En el marco del combate a la ilegalidad, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial juega un papel muy importante en la elaboración de programas y medidas implementadas en las aduanas del país y en territorio nacional. Cabe decir que la piratería y la falsificación forman parte de los grandes males que sufre nuestra sociedad. Las violaciones a la propiedad intelectual son delitos graves y de alto riego que afectan no sólo a la salud y a la seguridad de los consumidores sino al desarrollo de las empresas, la innovación y la creación de empleos formarles. La piratería y la falsificación originan importantes pérdidas en una amplia gama de los sectores industriales, la afectación no sólo es para el empresariado mexicano sino para la población en general que padece sus consecuencias directa o indirectamente.

En resumen, es importante fomentar, promover y desarrollar entre las empresas, inventores, emprendedores, investigadores, universidades, cámaras industriales, asociaciones empresariales y la población en general la cultura de la propiedad industrial para que todos conozcan sus usos, beneficios y ventajas. Se tiene que aprender a proteger el valor de las invenciones además de promover la cultura del registro de los productos y la revalorización de las cosas.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 3 =